Posts Tagged ‘Destrucción Creativa’

Finlandia sufrió una fuerte crisis a principios de los 90s. El Desempleo alcanzó la cifra del 17% y de ella se pueden extraer importantes lecciones y similitudes con la crisis económica actual que sufre España.

La crisis estuvo precedida de un “boom” inmobiliario (¿les suena?) consecuencia de la liberalización del sector bancario y la existencia de bajos tipos de interés, que se utilizaron para financiar “el ladrillo” (¿les sigue sonando?). Durante la burbuja, el crecimiento económico se disparó y el desempleo estuvo bajo mínimos. Parecía que nunca se iba a terminar.

Pero si que terminó. Finlandia se encontró con un “shock” financiero (esa canción ya la he escuchado…) externo (subida de tipos de interés del Banco Alemán) que obligó a subir los tipos de interés para mantener la tasa de intercambio de su moneda (tiempos en los que aún no existía el Euro). ¿Consecuencia? La financiación se encareció y la gente ya no podía permitirse comprar las casas que tanto anhelaba. También hay que unirse que a principios de los 90s comenzó la “desmembración” de la URSS y las importaciones soviéticas representaban el 20% de las exportaciones totales de Finlandia.

Pues en esta tesitura, las hipotecas pasaron a ser mayores que el precio de las casas, y las empresas entraban en bancarrota al no conseguir liquídez (¿Martinsa-Fadesa?). Finlandia retrocedió el 10% de su PIB, y comenzó el debate sobre su futuro y las soluciones sobre la crisis.

Se produce un relevo en el Gobierno, saliendo los socialdemocrátas y entrando los Conservadores, quienes pretendieron introducir sus “recetas” para la crisis: bajar impuestos, bajar salarios, comenzar a criticar y amenazar el “Estado de Bienestar” (por introducir “malos incentivos”, ya que las pagos por Desempleo los interpretan como “incentivo a no trabajar” entre otras lindezas…), bajan los tipos de interés (que provoca una devaluación de su moneda del 30%)…los sindicatos amenazan con Huelgas generales…es decir, lo que sale ahora mismo en el apartado de “Actualidad” de cualquier periódico…Pierden las siguientes elecciones y los socialdemócratas vuelven al poder

Pero la recuperación ya estaba en marcha. La devaluación produce una mejora de la competitividad, lo que unido a una moderación salarial pactada con los sindicatos, permite mejorar las exportaciones sin aumentar la demanda interna. El país comienza a salir a flote en 3 años.

¿Lecciones de la crisis Finlandesa?:

  1. la crisis permitió “sacudir” a los agentes menos eficientes (bancarrotas de empresas) y que abandonaran el mercado, siendo reemplazados por otros productores. Se produjo un cambio estructural: pasó de ser un país productor de industria (“Vieja Economía”) ligadas a las materias primas que posee (papel, pulpa de papel, industria metálicas) a fundamentarse en el sector de la “Nueva Economía”, gracias al empuje del sector de las telecomunicaciones, en concreto, a Nokia. Este cambio de Modelo económico (como la finalidad de la LES) fué posible en parte a la “Destrucción Creativa” provocada por la crisis.
  2. El I+D. Finlandia tiene una inversión en I+D próxima al 3% de su PIB (el objetivo del Tratado de Lisboa) y es de las más altas del mundo. Esto posibilitó la creación de empresas como Nokia (hay que recordar que Finlandia tiene 5 millones de habitantes, menos que la Comunidad de Madrid, Nokia en sus origenes fabricaba pulpa para hacer papel…) y la aparición de sectores productivos ligados a la “Nueva Economía”. Hay un rumor que dice que es imposible fabricar un móvil sin utilizar tecnología desarrollada por Nokia (que se lo digan a Apple!)
  3. La moderación salarial y el “Estado de Bienestar”. Aunque esto es posible gracias a los acuerdos alcanzados con todos los agentes del Mercado de Trabajo y al “Estado del Bienestar”, cuyos servicios permiten cubrir demandas de la población que no tienen que ser pagados por el trabajador, de manera que no es necesario mayores salarios para conseguir mayor calidad de vida. Recordemos que Finlandia es un país con una importante cantidad de oferta de trabajo femenina, gracias al desarrollo de servicios de guardería, contratos flexibles, bajas de maternidad, etc.

Por lo tanto, Finlandia a principios de los 90s, crisis precedida de “boom” inmobiliario. Salida de la crisis: “Destrucción creativa”, I+D y moderación salarial. En próximos capítulos, aplicaremos las lecciones a España.

Siguiendo a Wikipedia, entendemos por “Desarrollo Sostenible” a:

Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades.

Y es un buen ejemplo el Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible: “satisfacer necesidades de” algunos lobbys presentes “sin comprometer las posibilidades de (…) futuro para atender sus propias necesidades”. Que se lo digan a la SGAE (Ojo Ramón! para prevenir demandas, entre los fines de la SGAE, art. 5º apartado d) se encuentran “La defensa de los derechos morales y corporativos de sus socios”, y lo de lobby no es mío, me salen 31000 resultados en Google al buscar “sgae lobby”).

He estado leyendo el anteproyecto y se indica que el “Economía Sostenible” es “un patrón de crecimiento que concilie el desarrollo económico, social y ambiental en una economía productiva y competitiva, que favorezca el empleo de calidad, la igualdad de oportunidades y la cohesión social, y que garantice el respeto ambiental y el uso racional de los recursos naturales, de forma que permita satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades”.

Hay varios conceptos en esta definición: crecimiento, desarrollo, empleo, igualdad de oportunidades, cohesión social, eficiencia, necesidades presentes, necesidades futuras.

Vayamos con el primero: Crecimiento. El crecimiento económico es el aumento de la renta o valor de bienes y servicios finales producidos por una en un determinado período de tiempo. En economía (capitalista) varios han sido los autores que han hablado del crecimiento, desde el padre de la Economía (Adam Smith) hasta los actuales Lucas, Barro o Xavier Sala-i-Martin (sí, el del Barça).

Siguiendo a Shchumpeter, un economista austríaco que ha influenciado gran parte de la Economía científica actual, el Capitalismo no puede ser estacionario (de ahí la necesidad de un patrón de crecimiento, como defiende el anteproyecto) no solo porque el entorno social y natural cambie, sino porque se van introduciendo nuevos consumidores, bienes, métodos de producción y transporte. Prueba de ello son los cambios en los usos de las rentas por las unidades familiares. Un ejemplo sería que conforme aumentan las rentas, el porcentaje de las mismas destinadas a bienes de consumo alimentario disminuye.

Estos cambios cualitativos obligan a modificar estrategias e introduce la competición entre los productores. La competencia es ahora entre lo viejo y lo nuevo, donde se miden no solo aspectos como el precio, sino también la calidad y una lucha por alcanzar cuotas de Mercado. Este proceso, intrínseco del modelo económico, le llamó “Destrucción Creativa”.

Por lo tanto, Shchumpeter, en 1942, nos indicaba que el crecimiento económico estaba asociado a la derrota de lo viejo frente a lo nuevo, de los antes-ganadores y ahora-perdedores. Y esto es algo que, los viejos defensores del status-quo (discográficas) no logran entender. En lugar de intentar una estéril lucha contra el Progreso, y reforzar sus ingresos mediante la imposición de cánones, tendrían que buscar la forma de actualizar su modelo de ingresos, adaptándolo a las nuevas formas y nuevos consumidores.

En el siguiente capítulo, hablaremos del Modelo de Solow, o como el I+D es el motor del crecimiento.